3/9/12

EL NUEVO PLAN DE VIABILIDAD DE IBERIA PLANTEA REDUCIR PAULATINAMENTE UN 20% LAS FRECUENCIAS ENTRE ASTURIAS Y MADRID EN INVIERNO


Iberia reducirá las frecuencias que conectan Asturias con su HUB de conexiones en el aeropuerto de Madrid-Barajas de cara a la próxima temporada de invierno que comienza el próximo 31 de octubre según su nuevo plan director que aboga por "redimensionar el tamaño de la compañía".

Con la programación de la temporada de invierno aún por cerrar la aerolínea plantea reducir las conexiones en Asturias pasando de las 43 frecuencias semanales por sentido que opera en la actualidad y operó en la temporada de invierno del año pasado a 34 frecuencias semanales por sentido.
A día de hoy, esta reducción de frecuencias no va acompañada por un aumento de capacidad ya que el resto de enlaces seguirán operándose con aviones A319 y A320, por lo que se perderán un 21% de plazas ofertadas.

Para ello la compañía, que llegó a operar hasta 9 frecuencias diarias por sentido entre Asturias y Madrid, llevará a cabo un plan de reducción de vuelos en dos etapas;
A partir del 1 de noviembre, reduciría de 43 a 37 las frecuencias semanales, perdiendo un 14% de enlaces semanales, y en una segunda etapa reduciría un 7% adicional hasta llegar a las 34 frecuencias semanales (un 21% menos de las 43 frecuencias actuales)






Este plan de reducción de frecuencias parece que no será el único que vaya a realizar la aerolínea en la próxima temporada y que se dará a conocer este mes de septiembre con la presentación de su nuevo plan director. 
De la misma forma que ocurre en Asturias, las conexiones desde Madrid a otros aeropuertos se podrían reducir notablemente; así por ejemplo en A Coruña, pasarían de las 39 frecuencias semanales que operan en la actualidad a las 31 que tendrán en noviembre; o en Bilbao, donde recortarían de las hasta 62 frecuencias semanales que operan en la actualidad a las 33 frecuencias semanales que ponen a la venta en enero. 
A falta de cerrarse la programación de los vuelos de la temporada de invierno, y de mantenerse dichos recortes ya efectivos, Iberia podría recortar hasta un 50% sus frecuencias en determinadas rutas.
Así en un rápido resumen a las operaciones del grupo Iberia en los aeropuertos españoles desde el HUB de Madrid-Barajas, podemos observar como la matriz sólo vuela a 10 de los 28 aeropuertos españoles en los que opera y ha externalizado a Iberia Express 12 destinos durante este verano (En la nueva temporada de invierno se prevé recupere los enlaces a La Palma, Alicante y  Santiago de Compostela que opera en la actualidad Iberia Express) .

Con los pilotos y sindicatos molestos por las condiciones del laudo dictado por Fomento ante la externalización de vuelos hacia Iberia Express, aerolínea creada 100% dentro de la matriz, parece que el siguiente paso que ya está llevando a cabo Iberia para suprimir vuelos propios (dentro de un próximo plan de viabilidad tras haber perdido 260 millones de euros en los 6 primeros meses de 2012) es vender conexiones operadas por Vueling (aerolínea de la que posee el 49% de las acciones) vía Barcelona a destinos que la propia compañía opera desde Madrid, pero que verán mermadas sus frecuencias.
Así por ejemplo desde la web de Iberia es posible adquirir un vuelo Asturias-Barcelona-Bruselas con todos los segmentos operados por Vueling, en lugar de un Asturias-Madrid-Bruselas operado por la propia Iberia.
Del mismo modo, muchos de los enlaces que en la actualidad están programados y se venden como vuelos operados por Iberia, podrían pasar (como ha ocurrido el pasado marzo) a ser operados por Iberia Express que podría asumir nuevos enlaces nacionales y europeos en noviembre.
Destacar el lastre que supone una flota envejecida y que aumenta el consumo de combustible, y cuya transición no ha sido planificada y está a punto de quitarles la corona en las conexiones entre Europa y Latinoamérica. Habrá que esperar al menos hasta febrero de 2013 para la llegada de los nuevos A330-300, que no aumentarán la flota y los destinos de Iberia, sino sustituirán a los A340 más viejos.



Situación de la compañía: Un invierno muy duro para sus trabajadores

Y es que desde hace tiempo se venía escuchando lo que Iberia desmentía y negaba una vez tras otra: "la compañía planea un ERE para 200 pilotos, 400 TCP's, casi 3000 administrativos, cancelación de rutas y frecuencias y un trasvase de vuelos y conexiones  a Vueling , Iberia Express y British Airways para después del verano".

Pues bien, tras muchos desmentidos, ha sido Luis Díaz Güell, director de Comunicación de Iberia quien ha "dejado caer" lo que puede estar por venir; ha destacado que “Iberia pierde cada día que pasa más de un millón y medio de euros” y que “con la actual estructura de costes y de ingresos, cuanto más vuela más pierde”. 
Para Diaz Güel, la solución es “volver a ser rentables” y “ser competitivos”, tras lo que añade que “si para ello hay que repensar el tamaño de la compañía, pues se hará”, tal y como avanzó el consejero delegado Rafael Sánchez-Lozano a todos los empleados el pasado 3 de agosto ya que Iberia presenta “una cuenta de resultados insostenible que precisa de una cirugía rápida y profunda
Como confirmación a las palabras del director de comunicación, el consejero delegado de IAG resultante de la fusión de Iberia y British Airways, Willie Walsh, ha lamentado que no se podrá evitar la pérdida de empleos en el plan director que verá la luz a finales de septiembre a la vez que ha elogiado que la nueva filial Iberia Express sea rentable en el tercer mes de operaciones.

Con esta confirmación, la realidad de la externalización de vuelos y enlaces, y la cancelación de rutas y frecuencias, poco habrá que esperar para que salga a la luz el nuevo plan director que todo apunta redimensione la matriz Iberia a fuerza de bisturí mientras se "engorda" a la nueva Express, que lejos de ser una low-cost para el pasajero es una aerolínea de costes bajos para la compañía, ya que los precios del billete antes y después del traspaso de operaciones no han variado.


Publicar un comentario