16/4/13

IBERIA JUSTIFICA SUS TARIFAS Y RECONOCE PERDER MUCHO DINERO EN ASTURIAS


Puntual a las 19:50 aterrizaba en el aeropuerto de Asturias por la cabecera 29 el A320 de Iberia "Cangas de Onís" que desde el pasado febrero surca los cielos de Europa y norte de África con los colores de Iberia.

Tras cruzar el arco de agua de los bomberos que bautizaba de forma oficial con el nombre de la primera capital asturiana al avión, 162 pasajeros procedentes de Madrid descendieron  del nuevo avión de la compañía con capacidad para 171 pasajeros, un 95% de ocupación que  dista mucho de la media de la compañía situada entorno al 65% cuando operaba la ruta con al competencia de Ryanair.

El nombre elegido para esta aeronave responde a la política de Iberia de bautizar a los Airbus A-320 con nombres de distintos lugares españoles de gran interés turístico. Iberia ha bautizado varios aviones de su flota con distintos motivos asturianos, y en la actualidad cuenta con aviones que llevan el nombre de "Concejo de Cabrales" y "Oso Pardo".



Tras el recibimiento oficial por el alcalde del municipio y un grupo de asturianas vestidas con trajes regionales y acompañadas de gaita y tambor, Victor Moneo, director de ventas de Iberia en España,  ha reconocido  que la compañía "pierde mucho dinero" en Asturias y ha defendido su política de precios al afirmar que están por debajo de la media nacional.


Moneo aseguró que durante el pasado año, el 62 por ciento de los billetes del compartimiento de turista en el aeropuerto asturiano se vendieron en una media de 35 euros.
"Eso no es una anécdota, es una es la realidad auditada y cuando dos terceras partes las estamos vendiendo a una tarifa así de económica no puedo interpretar que seamos caros"
"Es evidente que habrá días en la semana o en vuelos determinados en que nos podemos encontrar con precios muy caros, pero eso pasa en Asturias, en Málaga, en Santander y en Nueva York, con cualquier compañía"

Ha asegurado que «no vamos a subir los precios porque se haya ido Ryanair» pero la fuerte demanda ha hecho que ahora mucha más gente vuele con Iberia, los aviones viajen más llenos y por tanto junto con las tarifas promocionales se vendan también billetes más caros.

«nosotros no tenemos ningún monopolio, operamos solos porque, los demás, se han ido. Si alguien quiere venir a la ruta, puede hacerlo. Lo que tengo claro es que nosotros llevamos haciéndolo 45 años y vamos a seguir igual. Sin subvención, que es algo que me enorgullece»

El responsable de ventas de Iberia en España también ha destacado el dato de que el de Asturias "es un aeropuerto con una tarifa media por debajo de la de cualquier otro de España".
Y si esa comparativa se hace en su zona de influencia, en la Cornisa Cantábrica, con datos de Bilbao, Santander, La Coruña, Santiago de Compostela y Vigo, "vuelve a ser el Aeropuerto de Asturias el más barato de media", ha insistido.
Ha asegurado que esos precios se van a mantener y ha apuntado que, en los próximos 90 días, el aeropuerto de Asturias tendrá un 6 por ciento más de disponibilidad de asientos con tarifas económicas que cualquier otro del arco Atlántico.

Si algo hay que reconocer es que el cuidado y medido discurso del jefe de ventas de la aerolínea no faltó en ningún momento a la verdad, con datos contrastados y veraces, pero tal vez sea necesario explicar el contexto en el que se dicen:
1- Los datos de precios medios en las tarifas vendidas en turista por Iberia entre Asturias y Madrid hacen referencia, como el propio Moneo señala al año pasado, cuando Iberia operaba un 23% más de plazas en la ruta y con la competencia directa de Ryanair en la ruta.
2- Al ofertar más plazas y tener competencia en la ruta, la media de ocupación de los vuelos se sitúo entorno al 65%, con lo que proporcionalmente se vendían menos asientos por avión y en consecuencia las plazas vendidas correspondían a tarifas más bajas o promocionales, con lo que la rentabilidad de la operación no era sostenible en tal contexto, por este motivo Iberia perdía dinero en la ruta.
3- Al tener más frecuencias a la venta (hasta 7 vuelos diarios) había mayor número de tarifas promocionales de 35 euros por trayecto. 
4- Con la actual reducción de vuelos y plazas de la compañía en un 23% respecto al verano del año pasado y la salida de Ryanair de la ruta, se estima en casi un 50% la disminución de la oferta de plazas entre Asturias y Madrid. En estas condiciones, a pesar de seguir ofreciendo tarifas promocionales a 35 euros el trayecto, como bien apunta el señor Moneo, el aumento de la demanda para cubrir los pocos asientos ofertados hace que el precio medio del billete por avión para volar a Madrid se haya disparado desde la pérdida de competencia y la reducción de frecuencias consecuencia de ERE. Menos plazas ofertadas en la ruta que hace que ante la fuerte demanda los precios se disparen.
5- Asturias es el destino del arco Atlántico que más frecuencias de Iberia tiene al día. Por este motivo es el que más billetes promocionales (a 35 euros trayecto) tiene, pero al ser el único en el que no hay competencia es aquel en el que los aviones de Iberia van más llenos, como se desprende de las ocupaciones actuales en que rondan el 95%, lejos de la media de la compañía en el arco Atlántico, que se sitúa en la horquilla del 60%. Por este motivo el precio medio de billete por avión es muy superior en Asturias, a pesar de ser cierto que el número de trayectos promocionales es el más elevado aquí por ser en Asturias donde operan un mayor número de vuelos.

En resumen, podemos concluir que Iberia perdía dinero (en pasado) mientras tenía la competencia de Ryanair, y que en la actualidad, tras la salida de la low-cost irlandesa de la ruta y el descenso de frecuencias ha conseguido remontar la ocupación de sus vuelos hasta casi llenarlos y así, a pesar de seguir teniendo tarifas promocionales, el precio medio del billete para volar a Madrid se ha disparado consecuencia de la pérdida de plazas y competencia.
Por el contrario la aerolínea ha  rentabilizado y maximizado sus ganancias en Asturias al conseguir una ocupación casi plena.
Las verdades también se pueden explicar de otra manera, obviando las anécdotas.




Publicar un comentario