21/9/15

RYANAIR ABANDONÓ ASTURIAS Y BILBAO TRAS RENOVAR SU CONVENIO EN SANTANDER

Ryanair abandonó los aeropuertos de Asturias y Bilbao tras firmar la renovación del convenio con Cantabria  por 3,2 millones de euros anuales.

El 3 de abril de 2012, tras el cese de operaciones de Spanair, Ryanair entraba en los aeropuertos de Asturias y Bilbao completando la oferta que ya ofrecía en Cantabria región con la que negociaba la renovación del convenio suscrito para el periodo 2008-2012 por valor de 3,4 millones de euros anuales.

A finales de octubre de 2012 Ryanair renovó su convenio con el gobierno de Cantabria para el periodo 2012-2016 y poco más tarde anunciaba su salida de los aeropuertos de Asturias y Bilbao con el fin de la temporada de invierno tras menos de un año de operaciones.

Ahora Ryanair que vuelve a renegociar el convenio con Cantabria que vence en 2016, ofrece un acuerdo millonario para volar desde Burgos a la vez que vuelven los rumores de su regreso a Bilbao y Asturias donde llegó a impugnar el concurso que ganó Volotea.

La  sospecha sobre porqué Ryanair no continuó operando en Asturias y Bilbao ha sobrevolado las condiciones del convenio confidencial que la aerolínea, a través de su empresa Airport Marketing Services, renovó en octubre de 2012 con el gobierno de Cantabria.
A pesar de que en su día la aerolínea alegó el alza de tasas de AENA en los aeropuertos de Madrid y Barcelona para cancelar sus vuelos en los aeropuertos de Asturias y Bilbao sin esperar si quiera a cumplir el año de operaciones, lo cierto es que los modestos datos de ocupaciones de estas rutas desde Asturias y Bilbao (entorno al 60%) eran similares a los que la aerolínea tenía en Santander donde siguió operándolas a pesar de que su contrato sólo presuponía operar 8 rutas internacionales.
A pesar de que Ryanair manifestó en aquel entonces que el gobierno asturiano no estaba por la labor de dialogar con la aerolínea para mantener los vuelos, Ryanair no se puso en contacto en ningún momento con el ejecutivo a tal efecto.

La aerolínea que comenzó a operar en el aeropuerto de Santander bajo el nombre comercial de Santander-Bilbao tuvo que cambiar su nomenclatura por presiones del ejecutivo cántabro con quien mantiene un acuerdo de promoción desde su inicio de operaciones en la comunidad vecina que como era lógico pagaba por promocionar su marca identitaria.

Ahora Ryanair, tras hacerse público el montante de su último convenio con el gobierno de Cantabria que vence a finales de 2016, vuelve a presionar a la comunidad vecina con operar en aeropuerto cercanos para renegociar el acuerdo.

Asturias y Bilbao, los únicos aeropuertos españoles de más de 1 millón de pasajeros anuales donde no opera Ryanair.
Curioso cuanto menos es que de toda la red de aeropuertos españoles, Asturias y Bilbao son los únicos aeropuertos en los que no opera Ryanair. 
Si en el caso de Asturias llama la atención que los pasajeros tiendan a utilizar las conexiones internacionales de Ryanair desde Santander dada la escasez de éstas en la terminal regional, para Bilbao, aeropuerto con más de 4 millones de pasajeros anuales y que cuenta con las principales aerolíneas de red de Europa, Santander se ha convertido en su terminal de vuelos "low-cost" a 50 minutos de la capital vasca.
Conscientes  de que para casi un 40% de los pasajeros del aeropuerto Santander es una terminal de paso hacia su destino final en las regiones limítrofes, Turismo de Cantabria tiene proyectado un plan de promoción turística en el propio aeropuerto mediante el cual pretenden proyectar imágenes de Cantabria en la zona de llegadas del aeropuerto para así "atrapar" al visitante.

Si en 2012 Ryanair se implantaba en Asturias y Bilbao demostrando al gobierno de Cantabria que la centralidad de Santander como aeropuerto de referencia de la aerolínea en la cornisa corría peligro si no se renovaba el millonario convenio suscrito hasta entonces, en 2016 Ryanair tiene nuevos órdagos en la peculiar partida de cartas que juega con el Gobierno de cántabro de cara a la renovación.
Por aquel entonces Ryanair abrió desde Asturias y Bilbao rutas a Madrid y Barcelona que operaban con 2 frecuencas diarias. Estos destinos, dada la relativa cercanía, no se hacían competencia con los vuelos que la propia Ryanair tiene en Santander donde el efecto llamada de los pasajeros de regiones limítrofes se centra en los vuelos internacionales que si pueden justificar el desplazamiento a la terminal cántabra si la diferencia de precio es considerable. Sin embargo la posibilidad de que la operativa de Ryanair en Santander se diluyera en favor de Asturias y Bilbao precipitó la firma del convenio en 2012 meses antes de que Ryanair anunciara su salida de estos aeropuertos.

Ahora en vistas de renegociar un nuevo convenio, los rumores de su vuelta a Asturias y Bilbao son constantes. Vueling, competidora natural de Ryanair capta ya el 40% del tráfico punto a punto en Bilbao donde mantiene una continua expansión y consolidación de rutas sin competencias a destinos como Barcelona, Sevilla o Málaga donde la catalana llena varios aviones al día a altos precios hecho que en su peculiar lucha por el pasajero low-cost no va a permitir por mucho tiempo Ryanair. La nueva política de Ryanair se orienta hacia rutas con varias frecuencias diarias en aeropuertos principales con marcado carácter de negocio, descripción que encaja con las características del aeropuerto vasco. 
En el caso de Asturias Ryanair llegó a impugnar el concurso de rutas internacionales a Italia y Alemania licitado por el Principado cuyas bases impedían que se presentaran aerolíneas con aviones de más de 140 plazas. Y a los frentes por el este y el oeste se une ahora uno nuevo por el sur.
Ryanair ha remitido una propuesta para operar  durante un periodo de tres años al ayuntamiento de Burgos con el fin de abrir una ruta estival a Londres y operar 3 frecuencias semanales a Barcelona durante todo el año por una cuantía de un millón de euros al año.
Precisamente es en el aeropuerto de Barcelona donde se concentran los rumores de expansión de Ryanair en la que podría ser la vuelta de la aerolínea a los aeropuertos asturiano y vasco con el fin de mermar la hegemonía de Vueling en estos mercados. Lo que ya es seguro es que la low-cost catalana tendrá al menos nueva competencia de Ryanair en la ruta desde la ciudad condal a Vigo a partir de enero de 2016.


.
Publicar un comentario