24/9/14

EL TURISMO EXTRANJERO BATE RECORDS EN ASTURIAS A PESAR DE LA ESCASEZ DE RUTAS INTERNACIONALES

El Turismo extranjero en Asturias subío un 14% en agosto respecto al mismo mes del año pasado a pesar de las escasas conexiones aéreas internacionales y la falta de plazas en las ya existentes.

Por qué resignarse al potencial turístico del Principado ¿Y si hubiera más conexiones?

- La recién inaugurada ruta a Lisboa de TAP Portugal que conecta con los vuelos europeos y de largo radio de la compañía alcanzó el 83% en agosto, con 2.000 pasajeros en sus 6 vuelos semanales.

- Easyjet llena sus aviones mes tras mes en la ruta a Londres, que reclama más plazas ante unas ocupaciones superiores al 97% en agosto.

- Vueling consolida la ruta a Paris-Chales de Gaulle que mantiene todo el año con sólo dos frecuencias semanales.

- La ruta a Ginebra se limita a dos enlaces semanales en julio y agosto, limitando la flexibilidad y capacidad de la ruta de Easyjet que llegó a operarse desde marzo a noviembre con hasta tres frecuencias semanales.

La necesidad de nuevas rutas, y más frecuencias en mercados como el inglés son una necesidad irrenunciable para el despegue del turismo del Principado.

Un producto muy atractivo que cuenta con campañas presenciales en Londres, Nantes, París, o Alemania pero que choca con la imposibilidad de acceder al Principado en vuelo directo.

Amsterdam, Munich, Berlín, Roma, Milán, Bruselas o Manchester son algunos de los destinos en conexión más demandados desde y hacia Asturias pero que no cuentan con conexiones directas y que permitirían no sólo vuelos punto a punto sino la conexión con centros de distribución internacional de aerolíneas.

Tras 10 años subvencionando la ruta a Londres de Easyjet (única ruta subvencionada de forma directa por el Principado al margen del acuerdo de promoción y comercialización de paquetes de Viajes el Corte Inglés, Alsa y el grupo Iberia) con 1.380 euros por cada trayecto de ida y vuelta, la ruta está muy consolidada y alcanza ocupaciones superiores al 90% durante todo el año.
El convenio con la aerolínea, que habrá cobrado al final del contrato por los 10 años de operaciones a Londres, más de 5 millones de euros, finalizará el próximo año.
Una ruta plenamente establecida, consolidada y que sólo pide más conexiones.

La posibilidad de apertura a mercados como el holandés, mediante enlaces directos a Amsterdam con la compañía low-cost Transavia (propiedad del grupo AF-KLM, que permite conexiones de largo radio con KLM a través del hub de Amsterdam), un enlace con Vueling o Alitalia a su HUB de Roma Fiumicino,  una nueva conexión con Reino Unido a través de la low-cost FlyBe a destinos como Manchester donde tiene un centro de conexiones, o con la alemana Germanwings a Berlin o Dusseldorf, desde donde conecta sus vuelos con los del grupo Lufthansa,  aumentarían la conectividad del Principado a la vez que permitiría un despegue de las conexiones y el turismo internacional.

La vuelta de la cada vez más potente Ryanair a destinos internacionales punto a punto como Bruselas-Charleroi, Milan-Bergamo permitiría y ampliaría al turismo asturiano crecer.

Una programación internacional pensada y medida como respuesta a los buenos datos obtenidos son el abono para que esta situación, que verá empeorada su conectividad tras la cancelación de la autopista del mar entre Gijón y Nantes, mejore y se consolide como uno de los motores económicos del principado.

Con las elecciones autonómicas a la vuelta de la esquina, que por ideas no sea.


Publicar un comentario