2/2/15

EL IMPACTO DE UN RAYO EN EL AVIÓN DE VUELING BASADO EN ASTURIAS PROVOCA NUEVOS RETRASOS DE CASI 4 HORAS

Está vez fue el impacto de un rayo el que desencadenó la cascada de retrasos de Vueling al averiar el avión que la compañía tiene basado en Asturias.

Tras comenzar la jornada con normalidad operando sus vuelos en hora, tan sólo dos días después de los fuertes retrasos en la ruta a Barcelona por avería del avión, Vueling volvió a tener retrasos de más de 3 horas y media en los enlaces con París y Barcelona motivados por una avería en el avión que Vueling tiene basado en Asturias tras impactar un rayo contra el fuselaje.

La compañía asegura que un rayo impactó contra el avión cuando cubría la ruta Málaga - Asturias provocando una avería que causaría los consiguientes retrasos en la programación de vuelos desde Asturias que afectó a más de 400 pasajeros de la low-cost catalana en las rutas que unen el Principado con Barcelona y París-CDG.

Si los pasados 27 y 28 de enero, una avería en el mismo avión ocasionó fuertes retrasos en los vuelos Asturias-Barcelona de última y primera hora del día respectivamente, ayer fueron los enlaces Asturias-París, París-Asturias y Asturias-Barcelona los que sufrieron retrasos de más de 3 horas y media.

La avería del avión tras el impacto con el rayo, la segunda que la aeronave ha tenido esta semana provocó que, como pasara con las incidencias del 27 y 28 de enero, la aerolínea se viese obligada a desplazar un avión de sustitución desde Barcelona a Asturias para poder operar las rutas, una vez que se certificó la imposibilidad de arreglar a tiempo la aeronave contra la que había impactado un rayo en su aproximación al aeropuerto de Asturias procedente de Málaga.

El avión, un Airbus A320 con matrícula EC-LQJ y una antigüedad de 12 años fue incorporado por Vueling a su flota en marzo de 2012 procedente de Spanair tras el cierre de esta compañía que lo había puesto en servicio el 22 de abril de 2003.






















Avión EC-LQJ que Vueling tiene basado en Asturias


Los pasajeros afectados se quejaban de la escasa y errónea información que les dio la aerolínea tanto en el aeropuerto de Asturias como en el de París, donde les llegaron a decir que su vuelo embarcaría rumbo a Asturias  a las 23:30 cuando en realidad el avión volaba ya hacia París y tenía su salida re-programada a las 21:30.

RETRASO 1 febrero: Asturias-ParísCDG salida prevista: 15:40 efectuada 19:04
RETRASO 1 febrero: ParísCDG-Asturias salida prevista: 17:55 efectuada: 21:28
RETRASO 1 febrero: Asturias-Barcelona salida prevista: 20:00 efectuada: 00:15


Recordamos que la legislación europea vigente prevé en estos casos, con retrasos de más de dos horas que la aerolínea debe de hacerse cargo de los pasajeros, ofreciéndoles información de lo sucedido, bebida y comida en todo momento y prestando hojas de reclamaciones a los clientes que pudieran solicitar una compensación económica.

Es necesario reclamar por escrito a la aerolínea alegando que:
Según el Reglamento (CE) 261/2004 del Parlamento Europeo dado el retraso superior a dos horas en el enlace de la compañía Vueling con una distancia inferior a 1.500km, y en vista de que el derecho a compensación económica por retrasos no está contemplando en el Reglamento (CE) 261/2004 pero sin embargo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), el 19 de noviembre de 2009, dictó una sentencia ante los casos C-402/07 y C-432/07, mediante la cual se puede invocar el derecho a ser compensado económicamente de acuerdo a lo previsto en el artículo 7 del Reglamento (CE) 261/2004, en determinados supuestos de retraso se solicita dicha compensación económica ya que se cumplen los supuestos.
Este derecho a compensación se producirá cuando un pasajero soporte una pérdida de tiempo igual o superior a tres horas en su llegada al destino final; es decir, cuando llegue al destino final tres o más horas después de la hora de llegada inicialmente prevista por el transportista aéreo.



Publicar un comentario